Una de las mayores dificultades para el comercio de vinilos de época se refiere al estado de conservación del disco que será transado. Existe un mecanismo para establecer el estado de conservación de un disco, es un estándar conocido entre los amantes del vinilo, nos referimos a la Escala Goldmine.

Esta escala define 6 categorías en las que podemos clasificar nuestros discos, cada una de ellas con una detallada descripción del estado al que corresponde, sin embargo, su aplicación no está exenta de subjetividad y, finalmente, dependerá del evaluador (la persona) la clasificación que reciba cada ejemplar en circulación.

Por supuesto, esta es la forma en que nosotros en Audiófilo graduamos nuestros discos de época. Pueden volver a este artículo cada vez que lo necesiten para verificar el estado de los discos que encuentren en la tienda. Naturalmente, por lo extenso del stock no alcanzamos a escucharlos todos, por lo que la aplicación de la escala la realizamos de manera visual.

Y bueno, para vuestro uso dejamos acá detallada cada una de las categorías de la escala. Cerramos al final con una infografía que resume de manera gráfica la misma descripción.

Mint o Nuevo (M o N): Es el mejor estado en el cual podemos encontrar un disco usado. Hablamos de un disco o una carátula sin ningún tipo de uso. Es un estado pocas veces utilizado por la dificultad de encontrar discos usados sin ningún tipo de desgaste, por más ínfimo que este sea.

Near Mint (NM): Un disco que puede haber sido usado (aunque no necesariamente), pero no tiene signos evidentes de uso. Puede referirse a un disco que fue reproducido una sola vez o varias, en su totalidad o parcialmente, siempre y cuando no evidencie signos de desgaste. La tapa luce como nueva, sin ningún tipo de marcas, ni stickers, ni escrituras.

Excellent (VG++/EX): A partir de este grado, empieza a intervenir la subjetividad de la persona que gradúa y el sistema de reproducción que utiliza. Visualmente puede tener algún desgaste pero mínimo (marcas por sacar/guardar el disco del sobre interno, por ejemplo). Estas marcas no tienen que afectar en ningún modo la correcta reproducción del disco. Las tapas en estado excelente deben conservarse en perfecto estado, aunque pueden tener algún signo de desgaste.

Very Good Plus (VG+): Las marcas de uso comienzan a ser evidentes a partir de este estado. Una tapa VG+ puede tener escrituras mínimas en algún sector. Un disco en estado VG+ presenta marcas de uso, y también puede tener ruidos intermitentes al reproducir, pero estos ruidos deberían reducirse al mínimo. Si los ruidos interfieren con la escucha, el disco no podrá calificarse como VG+.

Very Good (VG): Las marcas presentes en un disco VG+ se acentúan en un disco VG. Las tapas comienzan a mostrar desgaste y pueden presentar escrituras, arreglos con cinta, etc. A partir del estado VG comienza a evidenciarse un círculo alrededor de la tapa (ringwear). Un disco VG presenta ruidos que no son intermitentes sino continuos, que se acentúan en los silencios entre tema y tema, fade in y fade out, o en momentos silenciosos del disco.

Good (G): Los discos en estado G tendrán ruido continuo sin saltos. Las tapas se ven deterioradas por el uso y pueden contener cortes, marcas, arreglos, etc. El valor de mercado de un disco G se reduce a un porcentaje bajo, aunque no mínimo. En los discos VG el valor también se reduce considerablemente.

Fair/Poor (F o P): Todos los discos que presenten saltos, dobladuras, roturas que impidan la correcta reproducción califican como F/P. Su valor de mercado es ínfimo.